Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más Información

Y a mí, ¿qué me importa el pool?

23 de agosto de 2015 0 Comentarios
Y a mí, ¿qué me importa el pool? - Ingebau

No paramos de leer noticias sobre lo que ha subido la electricidad. Este mes de julio, con los precios del pool, salen noticias diciendo que se dispara el precio de la luz en no sé cuántos euros, o que sube un 22% el mercado mayorista.

Queremos analizar para un usuario doméstico que parte de su factura eléctrica está relacionada con el pool y cual no. Para que sepamos como afecta al bolsillo las subidas del mismo.

Precio fijo

Si tiene un contrato a precio fijo, le da absolutamente igual lo caro que esté el mercado mayorista. Cuando la comercializadora ofrece un precio fijo se cubre en los mercados de futuros de electricidad. Es decir, compra en estos mercados la energía que posteriormente le venderá, garantizando un beneficio independiente del mercado spot.

Si cerró un contrato en Febrero, cuando el mes de julio cotizaba a unos 52 €/MWh, y finalmente el pool ha cerrado a 59,55 €/MWh, esos 7 euros de diferencia ya los pagará alguien, pero usted no.

Está, por tanto, de enhorabuena. No está siendo penalizado por la subida del pool y además puede dejar de leer esta entrada.

Precio Variable

En el caso de tener un contrato a precio variable (en el caso doméstico PVPC con o sin discriminación horaria), está usted más fastidiado.

Pero ¿cuánto de fastidiado? Lo iremos analizando con varios ejemplos, basándonos en datos reales de factura.

Hemos tomado datos de 6 meses de facturas reales de dos familias tipo:

  • Parejas soltera sin hijos, con todos los electrodomésticos, residentes en Sevilla, con climatización frio/calor mediante bomba de calor en salón.
  • Parejas con dos hijos, con todos los electrodomésticos, residentes en Sevilla, con calefacción mediante emisores eléctricos (en dormitorios y salón) y climatización frio centralizada mediante equipo de expansión directa (un aire de toda la vida)

Ambos tienen una tarifa en PVPC sin discriminación horaria. Analicemos como se descomponen sus gastos de luz en el periodo analizado:

Tabla 7

Observemos la peculiaridad de que en un mercado liberado, casi el 70% de lo que se paga está regulado. Ya sea vía impuestos (eléctrico, IVA) o vía peajes fijados por el gobierno.

Vemos que la parte que depende del pool (luego veremos en qué medida) le supone para estos hogares unos 16,37 €/mes para la pareja sin hijos y 23,72 € para la pareja con dos hijos.

Si optáramos por una tarifa con discriminación horaria, la parte dedicada a la potencia sería igual. Pero mientras el consumo en las horas baratas sea superior al 30% del total, pagaremos menos por el término de energía, tanto de peaje como de la parte libre.

Pero no todo el precio de la energía PVPC es pool. Dicho precio fijado en RD 216/2014, también incluye costes de servicios de ajuste, desvíos, pagos al operador de mercado y de sistema, pagos por capacidad, interrumpibilidad, etc.. Casi todos estos costes son fijados por el gobierno. Incrementando, por tanto, la parte regulada de nuestra factura eléctrica, que la teníamos casi en el 70%

Separaremos para nuestras familias estos costes:

Tabla 8

Es decir, haciendo una media en los 6 meses que hemos analizado, nuestras familias dedican 9,99 € y 14,47 € al mes a “pagar el pool”. Si tomamos una subida mensual del 21 % (la máxima registrada en el 2015, el mes de junio respecto a julio) significa que nuestra pareja de solteros pagará en su recibo de la luz unos 2,10 € más al mes y nuestras pareja con sus hijos 3,04 €.

La conclusión es que nos debe importar muy poco lo que suba o baje el pool de un mes a otro. Más nos vale preocuparnos de ese 70% de costes regulados de nuestra factura

Si ha llegado hasta el final de la entrada ya está capacitado para responder a su cuñao cuando suelte el tópico “hay que ver lo cara que está la luz”

Deja un comentario